miércoles, 21 de septiembre de 2022

RHF-80

 

La primera parte de este texto, escrito en 2016 por Alfonso de Filippi es una ampliación, recuperación y revisión de algunos artículos aparecidos en el pasado en la web www.ereticamente.net dedicada a los movimientos nacionalistas y revolucionarios franceses generalmente calificados como “neofascistas”. No se trató de movimientos que dejaran una gran huella en la historia política de su país, pero si hay que reconocerles un mérito es que intuyeron los peligros que se cernían sobre los pueblos europeos. Se anticiparon a la invasión de las razas de color que tendría lugar en el último tercio del siglo XX y se aceleraría aún más en el siglo XXI. 

Ahí es precisamente donde radica su valor y su interés. Hemos completado el texto con otros dos trabajos: uno de ellos se debe también a de Filippi sobre Francis Parker Yockey, el doctrinario norteamericano cuyo corazón estaba en Europa. Finalmente, Ernesto Milá ofrece una crítica amplia y razonada al fenómeno neofascista, tratando de explicar sus límites y el porqué no estuvo en condiciones de llegar más allá de donde llegó. Este volumen, por tanto, puede considerarse como una aportación más (en la línea de la Revista de historia del Fascismo no LXXV, dedicado al pensamiento, a la evolución de las ideas de Jean Thiriart y a la gran crisis del neofascismo de los años 60) para la revisión de la trayectoria de las organizaciones herederas del fascismo histórico. 


martes, 9 de agosto de 2022

RHF-79

 

Julius Evola y la Escuela de Mística Fascista

Hasta no hace mucho, la Escuela de Mística Fascista era una iniciativa del Ventennio de la que se sabía muy poco. Se tenía tendencia a pensar que se trataba de una organización muy marginal dentro de la estructura del Partido Nacional Fascista, que no conto con el apoyo del régimen e, incluso que sus miembros eran “balarrasas”, escuadristas exaltados que añoraban los tiempos del “santo manganello” y del “oleo di ricino”. Y, sin embargo, en sus filas se estaba formando una nueva clase política del Régimen.

La Escuela de Mística Fascista prolongó su existencia de 1930 a 1943. Poco después del inicio de la guerra sus actividades sufrieron la merma de sus mejores efectivos. Demostrando su fe en el fascismo y su “estilo místico”, sus miembros, alistados como voluntarios, se destacaron en las misiones más peligrosas. Muchos de ellos, incluido su director, murieron en combate.

Julius Evola fue uno de los “maestros” de esta institución. Dado el desconocimiento en España de la Escuela de Mística Fascista, hemos considerado necesario publicar tres artículos introductorios, antes de traducir el texto esta obra publicado en 2009 por la Fundación Julius Evola como Quaderno di testi evoliani nº 44.



sábado, 2 de julio de 2022

RHF-78

 

FASCISMOS SUIZOS

del “frontismo al neo-fascismo”


El fascismo suizo fue especial por varios motivos. En primer lugar, por la propia naturaleza de la Confederación Helvética en donde conviven distintas familias lingüísticas, cada una de las cuales demostró sus preferencias doctrinales en los años 20 y 30: hacia el nacionalismo maurrasiano, primero, para luego derivar hacia un “fascismo nacional suizo” (con Georges Oltramare y su Union Nationale) en los cantones francófonos; un nacionalismo que tenía al fascismo italiano como modelo, especialmente en el cantón Tesino y en parte de la zona francófona (la Federación Fascista Suiza del coronel Fonjallaz); y, finalmente, el fenómeno “frontista”, presente sobre todo en los cantones germánicos e inspirado en el modelo alemán. 

Pero, además, el caso suizo es particularmente curioso por las buenas relaciones que mantuvo el gobierno de aquel país con Italia, Alemania y España, durante los años de la guerra mundial, contrariamente a cómo trató a las anteriores organizaciones mencionadas, que resultaron prohibidas en 1943 y sus líderes procesados y encarcelados.

Se daba, así mismo, la circunstancia de que el propio Mussolini en sus años de juventud había residido durante un tiempo en Suiza, sobreviviendo como trabajador y luego como agitados político. Conocía perfectamente la psicología suiza y los resortes de su mentalidad. Hitler también había viajado a Suiza en 1923, poco antes del golpe de Múnich. Esto, por lo que respecta al pre-fascismo. Tras 1945, Suiza fue el refugio de algunas iniciativas neo-fascistas centradas en la figura de Gastón Amaudruz y su organización, el Nuevo Orden Europeo. 

Todos estos jalones son los que vamos a seguir en este dossier sobre los fascismos suizos, cuya conclusión  (que no hemos podido incorporar por falta de espacio) incluiremos en el próximo  volumen.  

RHF-77

 

El Cine del franquismo (1939-1975) Un cine a reivindicar

La crítica progresista ha escatimado al pueblo español la mayor parte del cine filmado en nuestro país entre 1939 y 1975 que hoy parece reducido a las “tres B”: Berlanga, Bardem, Buñuel. Sin embargo, durante aquellas décadas, en medio de indecibles dificultades -especialmente en los veinte años posteriores a la finalización de la Guerra Civil- se produjeron en España películas de indudable calidad dirigidas por cineastas próximos al régimen. A estas producciones y a estos directores hemos querido dedicar este número monográfico. Para ello, hemos comenzado describiendo los distintos “momentos” que tuvo el franquismo para comprender cómo fue el cine que se elaboró en cada uno de ellos. Posteriormente, hemos pasado a analizar los distintos géneros que se produjeron y las películas más significativas. Nos llevaremos algunas sorpresas, tanto por la temática como por la calidad y la variedad temática del cine producido que, por si misma, invalida la tesis de la crítica progresista. Mientras elaborábamos este dossier ha surgido el proyecto de construir una web que pase revista a las 500 películas más significativas producidas en aquellos años y que pueden servir como complemento de estas páginas. La primera concreción de este proyecto puede encontrarse en http://2f-francofilms,blogspot.com  


RHF-76

 

FASCISMOS GRIEGOS de Metaxas a Amanecer Dorado

El nombre de Amanecer Dorado, en su momento, fue un vendaval inesperado que cayó sobre la política griega. Inicialmente, el “sistema” no lo previó. Era imposible que, después de más de medio siglo de propaganda anti-nazi, un partido cuya dirección se había inspirado en la experiencia del NSDAP, pudiera alcanzar resultados electorales de dos dígitos. En 2019, el fenómeno había sido conjurado gracias a iniciativas que movilizaron a la clase política tradicional, al aparato judicial-policial y a los medios de comunicación. En 2020 los dirigentes de AD entraron en prisión para cumplir duras condenas judicialmente poco justificadas. Asunto resuelto...

Pero el fascismo no era algo nuevo en Grecia. Desde los años 30, siempre existió en el país helénico, una corriente de simpatía organizada hacia el nacional-socialismo alemán (que, a su vez, deparaba admiración hacia Hélade). Fueron también muchos los que optaron por colaborar con los alemanes (el Reich ocupó Grecia para evitar que los ingleses se hicieran con el país) durante la guerra y existió, también, una “colaboración armada” contra los comunistas. Luego, en la postguerra no faltaron movimientos neo-fascistas. Y, finalmente, durante los siete años de gobierno militar, se habló de cierta forma de “fascismo castrense”.

Alfonso de Filippi, ha reunido material sobre todas estas fases históricas de los fascismos griegos y lo presenta en este dossier monográfico.


miércoles, 20 de abril de 2022

RHF-75

 

Joven Europa y Jean Thiriart en la gran crisis del neo-fascismo de los años 60

El autor de estas líneas, se nutrió de la obra del “primer Thiriart” en su juventud. Su caso fue como el de otros miles de neo-fascistas europeos de los 60, deslumbrados por los nuevos planteamientos del autor belga. La obra de Thiriart fue un intento de adaptación del neo-fascismo a los tiempos de la postguerra. Y fracasó.

Aquellos planteamientos eran hijos de una época. Thiriart los fue rectificando, a medida que la realidad demostraba que no tenían impacto suficiente en la opinion pública. De hecho, a medida que rectificó más y más, su movimiento se fue empequeñeciendo hasta desaparecer.

En toda Europa tuvieron lugar reflexiones similares en esa época y todas condujeron intentos frustrados y así hay que considerarlos en el siglo XXI. El gran drama de Jean Thiriart y de los que, como él, quisieron renovar este espacio político, es que, los tiempos nuevos no daban lugar para experimentos de este tipo. Los adversarios eran demasiado fuertes como para poder elaborar y aplicar una estrategia realista que permitiera alcanzar éxitos. Una estrategia así, simplemente, no existía, ni era posible elaborarla.

Sesenta años después de los primeros pasos emprendidos por Thiriart, tratamos de reconstruir aquella época, sus rasgos, sus aciertos y errores, poniendo especial énfasis en la crítica a algunas “leyendas” y malentendidos sobre Jean Thiriart y su movimiento



viernes, 24 de septiembre de 2021

El Fascismo explicado a mi generación

 

El autor (anónimo francés) explica su particular visión del fascismo, de lo que fue y de lo que implica ser fascista en nuestros días. Y lo hace orientando su explicación ahcia los jóvenes. El lenguaje que utiliza es el de las nuevas generaciones y enfoca la exposición desde el punto de vista de la doctrina de los fascismos, pero adaptada para explicar algunos fenómenos propopios de la modernidad. En realidad, el autor da relieve a algunos elementos de la "doctrina tradicional", incorporándolos de manera explícita a la doctrina del fascismo. Se trata de una obra polémica que no dejará indiferente: para algunos se tratará de una visión personal y particular del autor, para otros de pura provocación intelectual y los habrá que verán en estas páginas una herramienta para comprender, tanto lo que fue este movimiento histórico como para juzgar la modernidad.


 

RHF-74



Los responsables del desencadenamiento de un conflicto son, así mismo, responsables de todos los excesos cometidos por todas las partes, durante su desarrollo. Y, desde luego, las responsabilidades sobre el inicio de la Segunda Guerra Mundial no se depuraron en los Procesos de Nuremberg. Cuando unos y otros se empeñan en discutir sobre el Holocausto o sobre los bombardeos a poblaciones civiles, sobre limpiezas étnicas y sobre masacres, nos olvidamos de quiénes comenzaron y quiénes quisieron el conflicto. Es a ellos a los que cabe atribuirles las responsabilidades de las carnicerías posteriores. Este dossier de 240 páginas de la Revista de Historia del Fascismo, responde a esta cuestión. Si nos hemos preocupado por esta cuestión es porque el inicio de la Segunda Guerra Mundial supuso el fin de los fascismos. 

 

lunes, 6 de septiembre de 2021

"EL CORAZÓN DE MACIÀ", La novela sobre el "PROCÉS" Independentista. Entrevista con el autor

Novela negra salpicada de humor e ironías. Dos investigaciones paralelas emprendidas por un matrimonio de periodistas. Ella centrada en los años 20 y en la figura de Macià, obsesionada por el ritual fúnebre en el que se le arrancó el corazón. Él tratando de penetrar en el santo de los santos del independentismo del siglo XXI. Las dos investigaciones terminan convergiendo en un punto: el irracionalismo de ayer y de hoy, sello característico de todo nacionalismo. Tal es la temática de la novela de Ernesto Milá, El corazón de Macià.

– En primer lugar, ¿se acuerda alguien de Macià y de su figura?

– Realmente, para la mayoría es una plaza de Barcelona que, por aquello de las ironías, en otro tiempo se dedicó a Calvo Sotelo. Sin embargo, en las escuelas se enseña que fue un “gran líder de Cataluña”, sin ninguna notación crítica. Se trata del culto propio de una secta: culto intocable, culto dogmático e inamovible, culto que jamás deberá cuestionarse descendiendo a su papel histórico real, culto hecho de frases grandilocuentes, actitudes dramáticas y solemnes, culto con sus sumos sacerdotes y sus monaguillos, sus festividades sagradas y sus rituales. Culto sectario, en definitiva. No es el único en el que se cae en las escuelas catalanas, pero sí uno de los más sorprendentes por la distancia que separa al “Macià ideal” del “Macià real” y que, en el caso de su sucesor, Lluis Companys, son aún más abismales.

– Tu novela gira en torno a la figura de Macià?

– En cierto sentido Macià encarna la “rauxa” (rabia) del independentismo que estuvo presente en su época y que han conseguido reavivar en nuestros días. En realidad, mi novela gira en torno a lo irracional. Si he cogido como excusa a la figura de Macià y el episodio histórico de que le arrancaran el corazón después de muerto es porque, en sí mismo, expresa la irracionalidad que desde los años 30, rodeó al independentismo catalán. Así pues, gira en torno a Macià, pero no solamente en torno a él, sino en torno a esa misma irracionalidad trasladada a los días del “procés”.

– ¿Crees que el irracionalismo sigue presente en Cataluña?

– Me parece evidente. Pensar en la creación de una nueva nación remite al período del romanticismo alemán del siglo XIX, con el que, por cierto, el independentismo está íntimamente vinculado. El problema es que estamos en el siglo XXI. Pensar que a una nación pequeñita y en la que ni siquiera la mitad de su población está de acuerdo en su creación y en la que apenas utiliza su lengua habitualmente un 35–37% de su población, se le puede aplicar el principio de las nacionalidades, enunciado por el presidente Wilson hace 100 años, hoy, en pleno período de la globalización, me parece algo más que irracionalismo. Locura sería, incluso, más acertado. Ahora bien, es cierto que en Cataluña los nacionalistas han gobernado desde hace 40 años y que la estación término de todo nacionalismo es la independencia. Pero sobre esto podríamos decir que “hay mucho método en tanta locura”.

– ¿Sin embargo, el irracionalismo no es sólo patrimonio del independentismo?

– No me he limitado en el relato a un planteamiento maniqueo: a un lado independentistas irracionales y a otro constitucionalistas responsables. La clase política no suele moverse por la irracionalidad, salvo la independentista que los une a ambos; ese es su gran “factor diferencial”… Ahora bien, la novela refleja la lucha entre dos corrientes opuestas de las que se sugiere que han estado presentes a lo largo de la historia. Una es la que tendría a Macià como figurón, la otra es la reaccionaria, ultramontana y conspiranoica. De hecho, el relato parte de dos hechos históricamente ciertos: el estreno en Barcelona de una obra de teatro escrita por el nieto de Josep Tarradellas sobre la amputación del corazón a Macià que, guardado en una cajita, acompañó a su abuelo durante los años de exilio y, por otro lado, la figura de Mauricio Carlavilla, escritor español que desde los años 30 denunciaba la existencia de una conspiración en la que incluía a judíos, masones y comunistas. He de decir que yo misma me sorprendí cuando hace unos años conocí la obra de Carlavilla y desde entonces me ha interesado la mentalidad conspiranoica.

                                

– ¿Cuál fue el detonante para que escribieras la novela?    

– Fueron varios, pero uno merece ser explicado públicamente. En el otoño de 2017 el conocido escritor norteamericano Dan Brown publicó su novela Origen ambientada en España y cuya trama se desarrolla, en buena medida en Barcelona. Decidí leer la obra. Me sorprendió, no ya el desenfoque absoluto de la narración, los cabos que el autor dejó sueltos, lo grotesco de las situaciones, lo rematadamente absurdo del guion, la carcajada de ver los rasgos con los que Brown pinta a Leticia Ortiz, en la narración “Ambra Vidal” o el papel “histórico” de la secta del Palmar de Troya, la bisexualidad del Rey de España, incluso la ignorancia sobre la vida de Gaudí o la pobreza de conocimientos del autor sobre William Blake… por citar solamente unos pocos “detalles” de una novela decepcionante y que, además, no aportaba nada nuevo a lo que el autor ya había dicho en otras ocasiones sobre el conflicto entre “ciencia” y “religión” que en la profundidad de los EEUU debe tener todavía mucho interés pero que en la Vieja Europa se ha resuelto desde hace más de 100 años. Tras la lectura me planteé una doble cuestión: ¿puedo hacerlo mejor? ¿es posible realizar una novela ambientada en Barcelona y que no decepcione a los barceloneses? La respuesta a la primera pregunta fue, obviamente, afirmativa: de hecho, cualquiera que sepa articular unas cuantas frases y ponerlas al servicio de un guion, puede hacerlo, como mínimo, tan bien como el autor norteamericano. Y lo segundo es lo que, verdaderamente, ha dado vida a esta novela. Seguramente muchos barceloneses se reconocerán en los paisajes, las situaciones y las valoraciones que se realizan.

– ¿Cómo definirías El corazón de Macià?

–Es una novela negra, pero en la que la mayor parte de los acontecimientos que se narran son históricos… salvo unos pocos detalles que son fruto de la imaginación del autor. Mi intención es que, al final de la obra, el lector que la haya seguido se documente por sí mismo y compruebe que los aspectos más abracadabrantes de la novela ¡fueron realidad! Tanto en los años veinte, protagonizados por Francesc Macià como en el siglo XXI con Puigdemont y el “procés”. El corazón de Macià es uno de esos casos en los que la realidad supera a la ficción y el autor -el que suscribe- se ha limitado a reproducir episodios diversos, deformar algunos rostros e introducir elementos novelados para darle coherencia.

– ¿Cuál es para ti el dato histórico que más te ha llamado la atención?

– El episodio mismo de que un equipo médico, que ni siquiera era el “equipo médico habitual”, le extrajera el corazón a Macià en el momento de la muerte, lo hirviera en una caldera, lo vaciara, le llenara de serrín, lo recosieran y lo vendaran íntegramente con vendas de lino, hechas tras romper cortinas de la Casa dels Canonges, la residencia oficial de Macià, empapadas en una resina. Y luego guardarán el corazón en una cajita… Todo esto, ya es de por sí enigmático y siniestro, pero lo más sorprendente es que la Generalitat nunca, absolutamente nunca, ha dado explicaciones de por qué se hizo todo eso.

– ¿Qué ocurrió con el corazón?

– Se lo llevó Tarradellas y luego lo retornó al mausoleo donde estaba el cadáver de Macià, durante la transición, en lo que supuso el último episodio de algo que fue, en realidad, tragicómica. 

– ¿Y eso por qué…?

– El cuerpo de Macià no estaba en donde Tarradellas creía y, para colmo, cuando se localizó ocurrió lo más inesperado…

– ¿… que fue?

– Ja, ja, ja… para eso tendrás que leer la novela o documentarte en la prensa de la época. De hecho, el final de El Corazón de Macià, es una interpretación de cómo se llegó a ese final absurdo, grotesco y, por qué no decirlo, siniestro.


– ¿Qué estilo narrativo utilizas?

– Como ya he dicho, la fórmula es de novela negra. Un matrimonio de periodistas, investigan cada uno por su cuenta, el independentismo, ella trata de iluminar el siniestro episodio del corazón arrancado. El, contratado por el CNI para establecer el papel de Georges Soros en el “procés”, se encuentra con una extraña logia y con un bruja rumana contratada por los independentistas. He procurado, cuando lo permitía la situación, introducir elementos humorísticos más que caricaturescos, especialmente en la parte final. Al lector no se le escapará la ironía que destila el texto en todas sus páginas. El arte de una novela negra es que todas las piezas queden al final bien engarzadas. Creo que en esta novela lo he conseguido.

– Así pues, se trata de una novela sobre Macià y cuya trama se desarrolla en Barcelona

– Sí y no. En realidad, Barcelona, obviamente es el escenario de la mayor parte de las situaciones, pero una parte sustancial del relato transcurre fuera de España, en París y Moscú. Era obligatorio realizar estos desplazamientos. Macià, al exiliarse, recaló en París en donde se relacionó con gente harto curiosa y que reflejo en el relato. En un momento dado, y animado por Pepe Bullejos, alias El Cojo, Secretario General del Partido Comunista de España en aquel momento, fue a Moscú a entrevistarse con los dirigentes del Komintern. Otra parte, transcurre en el campamento de refugiados de Argelés a donde fueron a los que se exiliaron al llegar las tropas de Franco a Barcelona. Como ves hay muchos escenarios distintos. Y me gustaría recalcar que todos los datos sobre Macià han sido recogidos de libros y documentos escritos por amigos y colaboradores suyos y por su propia hija.

– Algunos elementos que sacar en la novela son propiamente “conspiranoicos”. ¿Por qué esa insistencia en la masonería?

– Carlavilla y el padre Tusquets sostenían que Macià era masón, a pesar de que desconocían algunos de los datos históricos que aporto y que se han conocido con posterioridad. En mi opinión Macià fue, al menos en un período de su vida, seguramente cuando era militar, miembro de la masonería y, de hecho, cuando fundó ERC se rodeó de masones, algo que me parece incontrovertible. Ahora bien, en mi novela la masonería aparece como “falso señuelo”. Aludo a una sociedad secreta traída a Cataluña desde el Moscú y que, efectivamente existió en los bastidores de la revolución bolchevique y prolongó su vida durante todo el período de Stalin. Esta sociedad apenas es conocida, a pesar de que Lenin la combatió y le dedicó uno de sus más famosos ensayos.

– Aludes también a una “bruja rumana”… ¿Tiene algo que ver con la esposa del ex presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont?

– En absoluto. El personaje de fondo existe –en Rumanía hay una “reina de las brujas” que tiene buenos agarres entre la clase política– pero no tiene nada que ver con la esposa de Puigdemont por mucho que algunos la hayan definido abusiva y malintencionadamente como “bruja”. Si resalto la figura de una “bruja rumana” es porque el propio Puigdemont recibió en el Parlament la ofrenda de un plato votivo rumano con símbolos mágicos del folklore popular “romanichel”, los gitanos rumanos, el “gallo de Horezu”. 

– El libro se anuncia como “la novela del proceso soberanista”… ¿no es un subtítulo muy oportunista?

– Sería oportunista, si no tratara sobre el proceso soberanista. Pero es que está centrada en él, en los años 20 y en el camino que culminó en el referéndum frustrado de 2017. Desde 2013, los indepes han considerado que no había otro problema más que la independencia. Resultaría muy difícil escribir una novela sobre la Cataluña del siglo XXI y no tocar el “proceso soberanista”, por mucho que no lo haya hecho desde la óptica que sus impulsores desearían.

– ¿Primera novela? ¿ópera prima?

– En realidad no. He escrito bastantes relatos cortos por pura diversión y algunos otros, más largos, como “negro”. Ya era hora de escribir uno con mi firma ahora cuando tengo cierta experiencia de la vida y ánimo suficiente para encarar el futuro con una sonrisa en el rostro. También me gustaría añadir que escribí tres versiones de esta novela, cada una de las cuales, se iba acortando en relación a la anterior y al final ha quedado un producto depurado, ameno, entretenido y que, además está escrito con la intención de informar al lector. Eludo decir el nombre del escritor catalán que me ha guiado y aconsejado en este recorrido y, sin el cual, ni siquiera hubiera empezado a redactar la novela. Un brindis para él. Eludo su nombre, porque conozco bien el rencor y el odio eterno que deparan los indepes a todos los nacidos en esta tierra que no compartimos sus chaladuras sectarias.

– El corazón de Macià ¿será un trabajo puntual? ¿tendrá una segunda parte?

– En realidad se trata de la primera parte de una trilogía que deberá tener otras dos partes, una dedicada a “los pies de Companys” y otra a la “cabeza de Cambó”…  Las tres compondrán un tríptico sobre la Cataluña que ha exaltado el nacionalismo, el regionalismo y el independentismo, tres ismos colindantes.

– ¿Y por qué estas tres asimilaciones corporales?

– Cambó y la cabeza porque fue un regionalista que intentó pensar “en grande”, no con un horizonte circunscrito al terruño, sino a todo el Estado. Macià y el corazón que le arrancaron literalmente, porque en este órgano residen los impulsos emotivos y sentimentales y él era sobre todo un abuelo impulsivo. En cuanto a la alusión a los pies relativa a Companys, no es tanto por descalzarse en el momento de su fusilamiento, sino por que gobernó Cataluña con lo más alejado de la cabeza. 

– Esperamos leer la trilogía completa.

– Y yo disponer de tiempo suficiente para escribirla.



 

jueves, 12 de agosto de 2021

RHF-73

Werwolf. 

La resistencia armada nacional-socialista contra la ocupación alemana (1945-1949) 


Este Dossier presenta un breve estudio sobre el origen y los tres períodos históricos del Werwolf (el mítico-tradicional, el derivado de los Freikorps y el organizado en las postrimerías de la Segunda Guerra Mundial como respuesta a la ocupación aliada de Alemania). Esta última experiencia, tuvo una dimensión practicamente desconocida hasta hoy.

Estuvo motivada por el lealismo, por el deseo de liberación nacional que siguió manteniendo aquella parte de la población alemana que se mostró impermeable a los procesos de “desnazificación” y que ansiaba venganza por los bombardeos de terror contra la población civil. Estuvo compuesta, esencialmente, por miembros de las Waffen-SS y de las Hitler Jugend. Apenas existen fuentes de información sobre el tema y las existentes aun siendo incompletas, delatan que esta resistencia tuvo más alcance del que generalmente suele aceptarse. Se sabe que este movimiento de resistencia se prolongó durante un lustro después de la rendición incondicional exigida por los aliados. Hemos añadido la traducción del Manual de Operaciones del Werwolf, a partir del ejemplar depositado en la Biblioteca del Congreso de los EEUU



 

Dominique Venner. Combates por la Historia: Artículos y editoriales de L'Enquête sur L'Historie (1991-1999)

 

Entre el invierno de 1991 y febrero de 1999, se publicaron una treintena de números de la revista Enquête sur l’Histoire. Inicialmente trimestral y luego bimestral, se trató de una revista de amplia difusión que prefiguraba lo que luego sería la Nouvelle Revue d’Histoire que dirigió Venner desde 2003 hasta su muerte en 2013. Hemos seleccionado los editoriales escritor por Dominique Venner y los artículos y entrevistas que publicó en Enquête sur l’Histoire. 

La selección nos indica cuáles eran los temas preferidos de Venner que trató con una pluma siempre ágil y objetiva que dice mucho sobre sus convicciones políticas: las relaciones franco-alemanas, restablecer la verdad histórica sobre algunos personajes discutidos y discutibles, explicar la decadencia de Europa y dar cancha a algunos intelectuales que formaron su espíritu y sus criterios (como también formaron los de toda una generación de europeos): Ernst Jünger, Ernst von Salomon, la revolución conservadora, losfreikorps, la gesta de los ejércitos “blancos”, la depuración que siguió a la ocupación americana de Francia en 1944-45, el colonialismo, la guerra de Argelia, aquella masacre que fue la “revolución francesa”, los hitos en la formación de los Estados Unidos y del Quebec...



jueves, 17 de junio de 2021

RHF-72


Cuanto más lejano es un marco antropológico y cultural, más exóticas resultan las características del fascismo que allí prendió. El Líbano, es desde la antigüedad, un cruce de caminos y una de las puertas de Oriente. Pierre Gemayel, fundador de las Falanges Libanesas (Kataeb, utilizaremos  indistintamente ambos nombres en francés y árabe para referirnos a este movimiento) lo definió acertadamente como “un país, dos culturas”. Hacía alusión a la cultura cristiana y a la cultura árabe. De hecho, si hay un país en el que se demuestran las dificultades de convivencia entre ambas culturas, ese país es el Líbano. La guerra civil de los años 70, así lo evidencia.

De hecho, en la tierra del Líbano florecieron, no uno, sino dos fascismos: el de matriz cristiana encarnado por las Falanges y el generado por sectores panarabistas, representado por el Partido Socialista Nacional Sirio. Ambas formaciones siguen existiendo en la actualidad y hasta no hace mucho eran enemigas irreconciliables.



Sin embargo, los primeros militantes de las Falanges se pusieron en marcha con dos objetivos: la unidad del país, por encima de las confesiones religiosas y la independecia nacional como entidad específica en Oriente Medio. Pero, desde muy temprano no pudieron evitar convertirse en la expresión política de la comunidad  cristiana libanesa. Y lo pagaron con sangre en las cuatro etapas en la vida y evolución de este movimiento: 

viernes, 11 de junio de 2021

Las otras Falanges. Los reflejos de Falange Española en el mundo

 

A partir de 1934, el nombre de Falange Española supuso una “tercera vía” para el fascismo genérico en el mundo, tras la “vía alemana” y la “vía italiana”. 

El hecho de que se tratara de un movimiento en el que no había dudas del catolicismo de la inmensa mayoría de sus miembros, y el prestigio adquirido por el movimiento fundado por José Antonio Primo de Rivera en todo el mundo gracias a su combatividad anticomunista, facilitó que en Bolivia, en Polonia, en Chile y en el Líbano aparecieran movimientos que asumieron el nombre de “Falange” y que, en buena medida estaban inspirados por ella y adaptados a las características de cada uno de estos países. 

En los números 66, 67, 70 y 72 de la Revista de Historia del Fascismo hemos elaborado dossiers sobre cada uno de estos movimientos que presentamos reunidos en un solo volumen.



jueves, 6 de mayo de 2021

RHF-71

 

En 2021 se cumple el 60o aniversario de la publicación de Cavalcare la Tigre, una obra que todavía hoy tiene resonancias y cuyo campo de aplicación excede a los movimientos que aún hoy se reclaman “fascistas”. Su autor, Julius Evola, nunca fue “fascista”, es más, realizó una crítica al fascismo (Il fascismo visto dalla Destra), a pesar de que conoció personalmente a Mussolini (también se encontraba presente en el Cuartel General de Hitler -ver foto- cuando el Duce llegó tras ser liberado por los comandos especiales de Otto Skorzeny), sin em- bargo, tiene perfecto derecho a figurar en esta revista por dos motivos: colaboró con la República Social Italiana, cuando todo estaba perdido y era imposible hacerse ilusiones sobre el final de la guerra; y, en la postguerra, se convirtió en la referencia para varias generaciones de neo-fascistas.Hemos traducido esta obra de la primera edición italiana (Citazioni, Ed. Volpe, Roma), publicada a principios de los años 70. Es un pequeño volumen que nos ha acompañado allí a donde la vida nos ha llevado. Hoy, las portadas, las primeras páginas y los índices se han perdido y el volumen, deshilachado y maltrecho por el tiempo, sigue ocupando un lugar destacado en nuestra biblioteca y en nuestro corazón. La falta de tiempo, nos había impedido traducirlo antes. Lo hemos acompañado de una Prefacio publicado por Gianfranco de Turris, presidente de la Fundación Julius Evola, escrito para una de las ediciones francesas de esta obra.Lo que el lector va a encontrar en las páginas que siguen no es, exactamente, nada que tenga que ver con la “historia del fascismo”, pero sí con una parte de las ideas que el fascismo encarnó en la primera mitad del siglo XX. Evola nos enseñó que las ideas fascistas solamente tenían valor en la medida en que representaban, para el hombre del siglo XX, ideas y valores de “siempre”, presentes en nuestra gran Tradición occidental. Por eso lo hemos incluido en esta colección. 


El Fascismo que fue y el que podría volver a ser: "Transfascismo" para el Siglo XXI


INTRODUCCIÓN El paradigma español: LA IMPORTANCIA DEL ESTUDIO DE LA HISTORIA EN EL MOMENTO ACTUAL Primera Parte. ¿QUÉ FUERON LOS FASCISMOS?Situando el problema: 1. El fascismo como fenómeno mundial2. El fascismo como fenómeno multiforme 3. El fascismo como respuesta a la inestabilidad posterior a la Primera Guerra Mundial 4. El fascismo como forma radical de anticomunismo5. El fascismo medido por sus resultados: los dos tiempos del fascismo. Los elementos doctrinales comunes de los fascismos Hacia una definición integrada del fascismo Segunda parte. DESCRIPCIÓN DEL “CAMPO DE BATALLA”2020 - 2050: así serán los próximos 30 añosTercera Parte. TRANSFASCISMO PARA EL SIGLO XXI Introducción: Transfascismo, exigencias y límitesCondición básica para una nueva forma de fascismo Cuadro resumen¿Qué se salvará del viejo fascismo y qué se incorporará?El transfascismo en el ecuador del siglo XXI Introducción: Movimiento, agitación, propaganda, organización y fuerza social.La definición de una estrategia.



Estudios Evolianos nº 2 - otoño 2020: Introducción a Evola. Evola, Guénon y el Cristianismo. Ciclología Bíblica y Metafísica de la Historia


Hemos recuperado tres textos que nosotros mismos tradujimos en la primera mitad de los años 80. Resulta curioso que, desde entonces, en distintas ocasiones, estos textos se han reeditados y reproducidos, tanto en papel impreso como en innumerables webs, sin preocuparse siquiera de rectificar los errores, algunos de construcción de las frases, de sintaxis, otros de bailes de letras e, incluso, alguno de traducción.Es por ello que hemos decidido dedicar unas horas a la revisión, la corrección y la rectificación de los errores de traducción, así como al añadido de notas que hagan más fácil y fluida su lectura.Vaya por delante que albergamos la mayor simpatía hacia esos tres textos, escritos en los años 70. El primero, la IntroduccIón a Evola fue un escrito que leímos en un momento dramático para España, la transición y, casi podríamos decir, en el fragor de la lucha política, cuando ni siquiera había tiempo para depurar ideas. Por entonces solamente habíamos leído la “obra política” de Evola, así como alguna “obra técnica” y todavía desconocíamos el Rivolta contro il mondo moderno. El texto de Baillet nos ayudó a entender la concepción evoliana de la Luz del Norte y el planteamiento global de su pensamiento.....


jueves, 18 de febrero de 2021

Evola y el III REICH. Evola y el NeoFascismo

 

Las relaciones y los proyectos de Julius Evola en Alemania (1930–1945)

Quienes lo tienen más claro son los grupúsculos neonazis que en sus webs suelen deparar a Julius Evola un odio indisimulado. El problema aparece en la medida en que Evola

mantuvo relaciones con la cúpula del III Reich, escribió varias obras sobre el tema racial y, así mismo, mantuvo contactos con Mussolini y con altos dignatarios del nacionalsocialismo y del fascismo, como los tuvo con otros líderes fascistas europeos en especial con Corne- liu Zelea Codreanu. Evola se movió –y esta es la realidad– en círculos periféricos al fascismo, nacional e internacional, y al nacional–socialismo, aun sin ser ni fascista, ni nacional–socialista. Y esto genera, especial- mente en lo relativo a III Reich, cierta polémica y una no desdeñable dosis de confusión para quien no está familiarizado con la materia. Aclararla es la intención de este ensayo.

lunes, 15 de febrero de 2021

RHF-70

Reiniciamos en este número la historia de los fascismos iberoamericanos presentando la segunda parte de la andadura de la Falange Socialista Boliviana y una panorámida sobre la Falange Nacional chilena. Ambos partidos, surgieron del entorno fascistizante de los años 30, emanados por los medios católicos y ambos, en la posguerra, trataron de asumir los rasgos de la Democracia Cristiana, pero solamente el grupo chileno consiguió completar la transformación. Hoy, se plantea la cuestIón de sí, inicialmente, la Falange chilena fue un partido fascista o una formación populista católica. Nosotros optamos por una tercera vía: la del grupo fascistizado que, a partir de 1942-3, inició su “democratización”. 

Mientras, en Bolivia, la Falange se comprometía en la oposición encarnizada al MNR, organizando distintos golpes de Estado que costaron la vida a su fundador. Finalmente, los “hermanos separados”, MNR y FSB se reencontrarían en el gobierno del general Banzer.                   

miércoles, 16 de diciembre de 2020

Ragnarok. Odín recluta a sus fieles: lobos para combatir al lobo

Vivimos tiempos de “fin de ciclo”. Nada que no hubieran previsto hace siglos las viejas tradiciones. Una de ellas, la tradición nórdica, describe en términos de epopeya los rasgos de nuestro tiempo y el temple de quienes se opondrán a la disolución final. Es el tema del Ragnarok, el ocaso de los dioses.

En este volumen presentamos toda esta temática a través de cuatro textos diferentes:

— Introducción a la “mors triunphalist” elaborada por Julius Evola y extraída de una conferencia pronunciada en 1937.

— Los dos textos de Emilio Théy, El Raknarok, acontecimiento histórico y proceso sutil y Odín y la Mors Triunphalis, publicados originariamente por la revista ARTHOS (Génova), portavoz del Centro de Estudios Evolianos, nº 7, sept.|dic. 1974, posteriormente publicados en la revista TOTALITÉ, nº 3, 1977 y en la colección Les Cahiers de l’Unicorne, nº 5, Ed. Arché, Milán, 1978; traducido y publicado en castellano por Ediciones Alternativa en 1987.

— Finalmente, el texto Simbolismo del Lobo, de Christophe Levalois, inicialmente publicado en Editions Arché, Milán, 1986 y traducido al castellano y publicado por Ediciones Alternativa en 1989.

sábado, 21 de noviembre de 2020

RHF-68 y RHF-69

Acaban de aparecer los números monográficos 68 y 69 de la Revista de Historia del Fascismo: EL FASCISMO QUE FUE Y EL QUE PODRÍA VOLVER A SER

 

El fascismo que fue y el fascismo que podría ser

La extensión de la pandemia nos ha ocasionado todo tipo de problemas y retrasos en la aparición de los tres últimos números de la RHF. Afortunadamente, todos los colaboradores de esta publicación hemos salido indemnes y esperamos ponernos al día antes de fin de año.

Hemos decidido publicar un monográfico especial dividido en dos partes sobre “El fascismo que fue y el fascismo que podría ser” que aparecerá simultáneamente en los números 68 y 69, correspondientes, respectivamente, a junio-julio y agosto-septiembre. El número 70, correspondiente aparecerá a finales de noviembre (con la segunda parte de la historia de los fascismos bolivianos) con lo que nos habremos puesto al día definitivamente.

RHF-67

RHF-67

Monográfico sobre “Los fascismos bolivianos (I)

La abundancia del material acumulado sobre los fascismos bolivianos, nos obliga a dedicar a este país dos volúmenes (el actual LXVII y el correspondiente al verano de 2020, el LXVIII). En este primer volumen incluimos una parte dedicada al “socialismo militar” boliviano de los años 30 y 40 en el que puede reconocerse con facilidad la impronta profunda que dejó Ernst Rohem durante su estancia en aquel país. Boloivia es un país que “captura” a quienes lo visitan. Rohem fue uno de aquellos a los que les costó poco cambiar el águila imperial alemana por el cóndor de los Andes y, de hecho, en su uniforme lució como el mayor orgullo hasta su muerte, los galones del ejército boliviano. La segunda parte está dedicada a la Falange Socialista Boliviana, fundada en 1937 por un grupo de estudiantes en Santiago de Chile, dirigidos por Óscar Únzaga de la Vega. Nos detendremos en la historia sobre este partido en 1953, el año en el que intentó su primer golpe de Estado contra el Movimiento Nacionalista Revolucionario. En el próximo número completaremos esta historia añadiendo algunas notas sobre el MNR y el Tercer Reich, y sobre la Falange Nacional de Chile.

lunes, 9 de noviembre de 2020

“EL ESOTERISMO” de LUC BENOIST, la mejor introducción a la Obra de RENÉ GUÉNON

“EL ESOTERISMO” DE LUC BENOIST, LA MEJOR INTRODUCCIÓN A LA OBRA DE RENÉ GUÉNON 

En ocasiones se oye decir que el pensamiento guenoniano es difícil y, en ocasiones, contradictorio. Ambas acusaciones son ciertas, pero eso no quieta para que su obra sea una de las críticas más lúcidas y razonadas a la crisis del mundo moderno, por un lado, y a la exposición de la doctrina tradicional, por otro. Es preciso leer a Guénon, meditar sobre su obra y considerar sus planteamientos. Pero ¿cómo penetrar en el corpus guenoniano? Esta obra de Luc Benoist supone, sin duda, la puerta de entrada más simple y accesible para todos.